varicocele

varicocele

El varicocele es una afección que se presenta con frecuencia entre hombres con un rango de edades comprendido entre los 15 y 25 años, se produce por dilatación de las venas que se encuentran en el cordón espermático que sostiene el testículo y afecta alrededor del 10 – 15% de la población, presentándose con mayor frecuencia por el tracto anatómico de la vena espermática izquierda. Cuando se da este agrandamiento bajo la piel del escroto, se genera una sensación de pesadez que algunos pacientes refieren como dolor testicular, sin embargo más que dolor es cierta incomodidad. Esta condición no suele manifestar otros síntomas relevantes; a pesar de ello, un varicocele no tratado a tiempo puede derivar en disminución del volumen del testículo (observándose uno más grande que el otro) y puede afectar la producción de espermatozoides o pérdida en la calidad de los mismos, llegando inclusive a producir infertilidad.

Urología en Panamá

No dudes en Contactarme

Estoy a tu servicio

Si padeces de alguna afección médica de cualquier índole urológica o estás en busca de un diagnóstico médico, agenda tu cita con un experto que te ofrezca las mejores alternativas que apoyen tu pronta recuperación.

Agenda una VIDEO CONSULTA con el Dr. Mario Herrera

En caso de presentar alguna molestia leve, resulta útil usar algún suspensorio deportivo

El diagnóstico se realiza mediante una evaluación física en la cual el especialista palpa la zona en búsqueda de algún agrandamiento anormal; en caso de ser requerido, también se puede solicitar una ecografía escrotal. Con la evaluación médica se determina el grado (grado 1 – pequeño, grado 2 – mediano, grado 3 – grande), siendo éste un aspecto importante para el tratamiento que se deberá seguir, el cual puede ser farmacológico o quirúrgico.

Para el tratamiento farmacológico, el especialista indicará analgésicos y algún agente venotónico que permita mejorar el flujo sanguíneo. Si la evaluación determina la necesidad del procedimiento quirúrgico, se lleva a cabo una varicocelectomía que generalmente desvía el flujo sanguíneo a una vena sana, sellando la que presenta la anomalía. Sin embargo, hoy en día existen diversos métodos aplicables:

    • Cirugía laparoscópica, que requiere anestesia general y se trabaja con el instrumento específico a través de una incisión en el abdomen.
    •  Embolización percutánea, que repara la vena desde adentro al insertar a través de ella un instrumento (por vía inguinal o cuello) que provocará la obstrucción del área afectada.
    • Cirugía abierta, resulta ser el método más común y se realiza de forma ambulatoria. Consiste en hacer una pequeña incisión en la zona inguinal o abdominal, a través de la cual se corrige el problema. Puede aplicarse anestesia local o general y no suele presentar mayores complicaciones; el paciente puede retomar sus actividades regulares sin esfuerzo luego de 2 días, mientras que aquellas tareas que requieran mayor intensidad física, deberán esperar unas 2 semanas.
    Laparoscopía en Panamá

    El post operatorio puede requerir tratamiento con analgésicos y se recomienda realizar la limpieza adecuada de la herida para evitar riesgo de infecciones. En caso de presentar alguna molestia leve, resulta útil usar algún suspensorio deportivo que ayudará a tolerar la presión durante los primeros días. Otra recomendación incluye reposo de la actividad sexual, la cual podrá retomar luego de unas 3 semanas o cuando su médico lo autorice. En este sentido también es importante realizar un espermiograma posterior a la cirugía, muy especialmente en los casos donde ya se manifestaba infertilidad; dicho estudio sirve para comprobar que existe mejora en la producción de espermatozoides tras la intervención, por lo cual debe ser realizado al menos 3 meses después para asegurar resultados más confiables.