Fulguración de verrugas genitales

Fulguracion de Verrugas Genitales en Panamá

Fulguración de verrugas genitales

El condiloma acuminado o verruga genital, es un tipo de lesión que suele aparecer en la zona genital (vulva, pene, prepucio, escroto, ano o zona perineal) y ha sido clasificada como infección de transmisión sexual (ITS). Es una infección altamente contagiosa que se transmite por contacto de piel o secreciones durante la práctica sexual con una pareja previamente contagiada y portadora del virus de papiloma humano (VPH). La persona que transmite la enfermedad puede o no presentar verrugas al momento del encuentro sexual, ya que la aparición de condilomas no es inmediata al contagio, llegando a 

manifestarse la enfermedad luego de algunas semanas, meses o inclusive hasta un año después de haberse adquirido.

Existen más de 200 tipos de virus detectados para el papiloma humano y alrededor de 40 de ellos ocasionan infecciones en la zona genital, identificándose algunas de alto riesgo (que pueden llegar a producir cáncer) y otras de bajo riesgo, entre las que se encuentran las cepas responsables de la aparición de verrugas genitales, más específicamente el VPH 6 y VPH 11 que se encargan de producir entre el 95 y 98% de ellas.

Verrugas Genitales

Para llevar a cabo el diagnóstico clínico, el especialista realiza primeramente una observación simple para identificar las verrugas y su apariencia. En el caso del sexo femenino, el médico (ginecólogo) puede llegar a solicitar algunas pruebas específicas como la citología vaginal o Papanicolaou que sirve para descartar infección cervical y conocer si existe presencia de células malignas que pudiesen llegar a desarrollar cáncer cérvicouterino; otro examen que se practica es la colposcopia, en donde el especialista emplea un instrumento que arroja imágenes de la vagina y cérvix para realizar su evaluación.

En hombres es una patología menos frecuente, por lo general pueden ser portadores y jamás llegar a manifestar la enfermedad. Sin embargo en los casos que se revela es perceptible a simple vista salvo aquellos que pueden llegar a desarrollarse en la uretra generando problemas en el flujo de orina, en esos casos el especialista (urólogo) debe realizar una evaluación especial. Al igual que ocurre en las mujeres, entre el sexo masculino existen antecedentes que asocian esta enfermedad con la aparición del cáncer (en este caso, cáncer de pene), por lo cual debe ser analizado por un médico.

Tanto en hombres como mujeres, es posible que se realice una inspección en boca, garganta o ano en caso que exista la sospecha en alguna de estas áreas. La biopsia puede ser requerida únicamente cuando las lesiones presenten características atípicas como pigmentación, sangrado u otras y también en aquellas que no respondan o incluso empeoren ante el tratamiento clínico.


No dudes en Contactarme

Estoy a tu servicio

Si padeces de alguna afección médica de cualquier índole urológica o estás en busca de un diagnóstico médico, agenda tu cita con un experto que te ofrezca las mejores alternativas que apoyen tu pronta recuperación.

Agenda una VIDEO CONSULTA con el Dr. Mario Herrera

Esta intervención no daña los tejidos adyacentes a la zona afectada

La mayoría de los condilomas acuminados ceden de manera espontánea y desaparecen sin necesidad de tratamiento alguno; cuando esto no sucede, el médico ofrecerá alternativas farmacológicas (cremas o ungüentos tópicos). En ciertos casos se opta por tratamientos quirúrgicos que permiten remover las verrugas mediante el uso de técnicas como el láser, criocirugía o electrofulguración, bien sea por su gran tamaño, porque no responda a otros tratamientos o por causas más específicas que el especialista determine.

Es importante saber que el tratamiento para las lesiones o verrugas no cura ni altera de manera alguna el virus, razón por la cual pueden llegar a presentarse nuevos brotes en el futuro. Como dato adicional para prevenir la enfermedad, es útil tener en cuenta:
Uso del preservativo. No es 100% efectivo, ya que es posible el contagio durante el juego previo o en las zonas expuestas, sin embargo es una alternativa que ayuda a minimizar los riesgos.
Aplicación de vacuna para el VPH. A partir del 2006 se comenzó a administrar alrededor del mundo luego de realizarse numerosas pruebas. Las edades recomendadas para su aplicación se encuentran en un rango entre los 9 y 12 años de edad, periodo previo al inicio de las primeras experiencias sexuales durante la adolescencia. Existen tres tipos de vacunas a la fecha orientadas a 9 serotipos específicos del virus, por lo cual pese a su alta efectividad tampoco es una alternativa 100% eficaz contra el resto de variedades del VPH.

Sindrome de Papiloma Humano

La palabra “fulguración” viene de la acción de fosforecer o resplandecer un objeto o elemento. En este caso se hace por medio de la cauterización de las verrugas genitales, con electrocauterio y se hace una vez que los tratamientos tópicos hayan fallado en remover los bultos de la piel. Tanto en hombres como en mujeres, pueden formarse en la parte exterior del órgano genital o en la uretra, lo que requeriría un mayor cuidado y control por parte del médico. Una de las ventajas de esta intervención es que no daña los tejidos adyacentes a la zona afectada, este método permite la entera precisión al momento de fulgurar las carnosidades.

La sanación va a depender de la ubicación, la extensión y la cantidad de verrugas que están en el cuerpo del paciente, normalmente no tarda más de 2 semanas en curarse del todo.

Si está en embarazo, el virus podría transferirse en el momento del nacimiento al recién nacido, por lo que es recomendable realizar la remoción de los condilomas antes del parto. En ese caso no habría mayor riesgo para ninguno de los dos, ya que es un procedimiento menor que no pone en riesgo la vida de los pacientes.