Agendar cita por video-consulta

El término litiasis en la medicina moderna, refiere a la condición que genera la presencia y/o formación de cálculos (piedras) en algún órgano del cuerpo o vía excretora del mismo. En su mayoría, alrededor del 85% de los cálculos renales se componen de calcio (sales de oxalato de calcio y fosfato de calcio), un 10% de ácido úrico y apenas un 2% de cistina; el resto corresponde a una serie de compuestos que se pueden presentar en casos mucho menos frecuentes: estruvita (fosfato de amonio y magnesio), xantinas o silicato.

litiasis renal

Según su ubicación, pueden identificarse diversos tipos y clasificaciones; precisándose en el sistema urinario los siguientes:

  • Litiasis renal. También llamada nefrolitiasis o urolitiasis, indica la presencia de formaciones sólidas en el riñón a partir de ciertos minerales y sales ácidas provenientes de la orina, que forman los cristales. Mientras el cálculo permanece alojado en el riñón la sintomatología es escasa, generalmente no produce dolor pero si infecciones urinarias recurrentes.

  • Litiasis ureteral. Denominación que recibe la presencia de cálculos de origen renal en cualquier punto de las vías urinarias, desde los cálices renales hasta el meato urinario o uretra. También se identifica la litiasis ureteral proximal, la cual ubica por definición cualquier presencia de formaciones sólidas por encima del entrecruzamiento con los vasos ilíacos. Es característica la presencia de dolor (cólico nefrítico) por la obstrucción aguda que se genera, la cual puede comprometer el riñón en caso de no ser retirada.

  • Litiasis vesical. Indica la presencia de cálculos en la vejiga, bien porque han descendido desde su formación renal alojándose y creciendo lentamente allí, o desarrollados en la propia cavidad urinaria. Un síntoma característico de este tipo de litiasis es la sensación de no lograr vaciamiento de la vejiga, además de la urgencia y frecuencia para orinar.

Existen varios métodos empleados para realizar el diagnóstico de estas patologías, siendo los más elementales las radiografías simples de abdomen y el ultrasonido, en donde pueden llegar a identificarse sombras o manchas sugestivas de cálculos.  Sin embargo, el más eficaz en la actualidad es la tomografía (UROTAC) que recorre todo el sistema urinario y permite observar en fase simple y contrastada cualquier formación sólida a lo largo del trayecto.

Una vez confirmada la presencia de cálculos en cualquier punto del sistema urinario, el tratamiento más elemental consiste en mantener hidratado al paciente aumentando la ingesta de líquidos. Según el diagnóstico que se haya realizado, pueden requerirse medicamentos específicos (antibióticos, diuréticos) y en todos los casos, debe realizarse el retiro del lito para evitar obstrucciones en las vías que puedan generar otro tipo de problemas.  Cuando el cálculo es de gran tamaño, difícilmente puede ser expulsado del cuerpo a través del conducto urinario; se debe aplicar entonces alguno de los siguientes procedimientos:

  • Láser. Es una técnica mínimamente invasiva, que consiste en introducir a través del canal urinario el equipo, trasladarlo a la zona afectada y proceder a fragmentar y retirar la piedra.

  • Litotricia Extracorporal. Consiste en la aplicación de ondas de choque que fragmentan el cálculo desde afuera del cuerpo. En este procedimiento no es preciso introducir ningún tipo de equipo o instrumento en el cuerpo del paciente.

  • Nefrolitotomía o Cirugía Percutánea. Cuando el lito es mayor a 2-3 cm de diámetro y se encuentra alojado en el riñón, es preciso aplicar este procedimiento que consiste en realizar un pequeño orificio en la cavidad renal para retirar la masa identificada.

Existe una alta probabilidad de recurrencia de esta patología en el paciente posterior al retiro de un primer cálculo renal. Es por ello que entre las recomendaciones generales se sugiere realizar ajustes en la dieta y seguimiento a posibles alteraciones de tipo hereditario, que pudiese requerir la continuidad del tratamiento con diuréticos y citrato de potasio de manera preventiva.