Agendar cita por video-consulta

UNA TERAPIA PERFECTA PARA EL ALIVIO DE LA PRÓSTATA

El agrandamiento de la glándula prostática, es una patología bastante común y en muchos casos inevitable en la medida que el hombre envejece. En consecuencia, la Hiperplasia Benigna de Próstata (HBP) produce muchas molestias en el comportamiento urinario regular; entre ellas:

Incontinencia Urinaria

INCONTINENCIA URINARIA

Micción Frecuente

MICCIÓN FRECUENTE

Goteo

GOTEO

Flujo Débil

flujo débil

Micción Dolorosa

micción dolorosa

Sensación De Vaciado Incompleto

sensación de vaciado incompleto

Aumento De La Micción Nocturna

aumento de la micción nocturna

Así mismo, esta enfermedad afecta la función sexual, puede desencadenar otros problemas renales e incluso enmascarar enfermedades más graves; como el cáncer de próstata. Por esta razón, la Hiperplasia Benigna de Próstata debe ser tratada oportunamente por un especialista. Evidentemente, existen varios tratamientos para ayudar a estos pacientes a aliviar sus molestias; los cuales se resumen en terapias farmacológicas y quirúrgicas.

Es por ello que Terapia de Vapor para próstata benigna se presenta como una gran alternativa para los pacientes con HBP; ofreciendo una técnica novedosa, altamente efectiva y que además provoca un mínimo de efectos secundarios.

¿qué es Terapia de Vapor para próstata benigna?

Se trata de una innovadora terapia con vapor de agua, que se aplica por vía transuretral para reducir el tamaño de la glándula prostática recrecida. Además, esta técnica es mínimamente invasiva, se practica de forma ambulatoria y no requiere de incisiones ni quirófanos.

A partir del momento en que se inicia el procedimiento, el vapor de agua va destruyendo el tejido hiperplásico que finalmente es reemplazado por tejido cicatricial; lo cual aumenta el calibre de la uretra y mejora en general los síntomas miccionales.

¿cómo trabaja el sistema Terapia de Vapor para próstata benigna?

La energía térmica húmeda es generada por radiofrecuencia; permitiendo la emisión de dosis de vapor dirigidas y controladas, de manera que solo es atacado el tejido hiperplásico.

Cada aplicación dura 9 segundos; tiempo en el cual el vapor se dispersa rápidamente en la zona seleccionada, atacando las membranas celulares y provocando de manera inmediata la muerte celular de estos tejidos.

La rápida condensación de vapor también controla el sistema vascular; razón por la cual no se produce pérdida de sangre durante el procedimiento.

El cuerpo reabsorbe naturalmente los tejidos residuales luego de algún tiempo y se produce una cicatriz. Para ese momento, el canal que transita la orina ya se encuentra libre y los molestos síntomas desaparecerán.

¿Qué ventajas ofrece al paciente la terapia con vapor de agua?

El procedimiento no excede los 5 minutos y la permanencia en el recinto hospitalario normalmente no llega a 2 horas completas.

Elimina los molestos síntomas miccionales.

No altera la función sexual, ni la eyaculación.

Aún cuando el tratamiento farmacológico deba mantenerse durante un par de meses, luego podrá prescindir de él.

Al cabo de unos días, podrá retomar su rutina diaria sin inconvenientes.

La aplicación de terapia con vapor de agua no limita ni condiciona la aplicación de otras técnicas en el futuro, en caso de ser necesario.

Los resultados que ofrece se mantienen conforme transcurre el tiempo.

Asegura tus horas de sueño con Terapia de Vapor para próstata benigna