Agendar cita por video-consulta

Tengo un bulto en los testículos; ¿qué puede ser?

Si te has identificado un bulto en los testículos al realizar tu autoexamen ¡no te alarmes!

Ciertamente, algunos pueden comprometer la salud masculina y su fertilidad en el futuro; sin embargo, muchos de ellos no son de gran importancia y pueden ser tratados por tu especialista de confianza.

¿Qué son los bultos en los testículos?

En primer lugar, debemos recordar que los testículos en cada hombre varían de tamaño por distintas razones. Aunque no es común que esto ocurra, es probable que éstos aumenten su tamaño o se produzca una sensación de pesadez repentina en el escroto.

En cualquier caso, los bultos en los testículos o masas escrotales son anomalías que aparecen en la bolsa de piel que cuelga detrás del pene (escroto).

A partir de su aparición, se debe determinar su origen ya que pueden ser por acumulación de líquidos, crecimiento de tejidos anormales o contenidos normales del escroto que se han inflamado, hinchado o endurecido.

De hecho, en los testículos se pueden producir numerosos problemas que debes identificar para que recibas atención médica según corresponda; entre ellos quistes, torciones, inflamaciones, infecciones o tumores.

¿Cómo son los bultos en los testículos?

Obviamente, no todas las masas escrotales son iguales, y es por ello que según el problema que se presente, su aspecto será diferente. Entre la variedad de causas y trastornos que pueden dar como resultado una anormalidad en el escroto, es posible mencionar las siguientes:

=

Espermatocele. A nivel profesional es conocido como quiste espermático o quiste epididimal. Se presenta como un saco lleno de líquido que además no es canceroso, es indoloro y aparece en la parte superior del testículo (región del epidídimo).

=

Epididimitis. Se trata de la inflamación del epidídimo, una estructura en forma de coma que se ubica arriba y detrás del testículo por donde se transporta el esperma. La epididimitis es causada por una infección bacteriana, generalmente de transmisión sexual; aunque en casos menos comunes puede darse por infección viral o de una anomalía en el flujo de la orina hacia el epidídimo.

=

Orquitis. Es la inflamación del testículo que se produce por infección viral, siendo la más frecuente, las paperas. Cuando la orquitis es provocada por una infección bacteriana, el epidídimo también suele infectarse.

=

Hidrocele. No es más que el exceso de líquido que se acumula entre las capas del saco que rodea cada testículo. Aunque es normal tener una pequeña cantidad de líquido en ese espacio, una hidrocele da como resultado la inflamación dolorosa del escroto.

=

Hematocele. Se produce cuando hay acumulación de sangre entre las capas del escroto. La causa más probable de su aparición es una lesión traumática, casi siempre producida por un golpe directo en los testículos.

=

Varicocele. Cuando el tamaño de las venas del escroto aumenta, la sangre es escasa en oxígeno. Este problema es más frecuente del lado izquierdo del escroto, debido a que la sangre circula de manera diferente en cada lado.

=

Hernia inguinal. Se trata de una enfermedad en la cual parte del intestino delgado traspasa una abertura o un punto débil en el tejido que separa el abdomen de la ingle. Una hernia inguinal parece un bulto en el escroto o más arriba en la ingle.

=

Torsión testicular. También conocida como torsión del cordón espermático, esta condición afectación a un grupo de vasos sanguíneos, nervios y al canal que lleva el semen de los testículos al pene. Es sin duda un trastorno doloroso que corta el flujo de sangre al testículo y puede tener como resultado la pérdida del mismo si no recibe atención inmediata.

Evidentemente, todas estas formas de bulto en los testículos pueden afectar la apariencia y sensación de esta zona; llegando a percibirse de lado, retorcido, irregular, sólido, con un mayor tamaño o más arriba de lo normal, entre otros.

Cómo Son Los Bultos En Los Testículos

¿Tienes un bulto en los testículos y es doloroso?

Los signos y síntomas de un bulto en los testículos varían según la anomalía. Aunque algunos pueden ser dolorosos, muchos otros pueden pasar desapercibos desde este punto de vista; sin embargo, algunos de los signos y síntomas más comunes son:

=

Hinchazón en el escroto.

=

Fiebre.

=

Frecuencia urinaria.

=

Un bulto inusual.

=

Pus o sangre en la orina.

=

Enrojecimiento de la piel del escroto.

=

Dolor repentino.

=

Dolor sordo o una sensación de pesadez en el escroto.

=

Dolor que se irradia por la ingle, el abdomen o la parte baja de la espalda.

=

Sensibilidad, hinchazón o endurecimiento del epidídimo.

=

Nauseas o vómitos.

¿Se pueden prevenir los bultos en los testículos?

Aunque no hay manera de prevenir que llegue a desarrollarse un bulto en los testículos, es importante realizar las autoexploraciones del escroto al menos una vez al mes para detectar cualquier cambio; y en caso que esto ocurra, debes hacerte evaluar de inmediato por el especialista.

Por consiguiente, es importante que sigas algunos consejos para llevar una vida alejada de este tipo de enfermedades:

=

Infórmate sobre tus antecedentes familiares.

=

Ejercítate.

=

Mantente alejado del tabaco.

=

Cuida tu dieta.

=

Mantén tu peso saludable.

=

Controla el estrés.

=

Autoexplórate.

=

No descuides las revisiones y visitas con el urólogo.

¿Existen factores de riesgo relacionados con enfermedades de la próstata a los 40 años?

La mayoría de los tumores testiculares se diagnostican precisamente porque el hombre en su autoexploración o su pareja, han detectado masas escrotales.

De hecho, cuando el cáncer de testículo aparece no suele manifestar dolor, ni sangrados u otro síntoma llamativo. Por lo tanto, en el momento de ser detectada cualquier anomalía testicular es importante acudir al médico para que este valore y diagnostique la causa de esa alteración.

En cualquier caso, no debemos olvidar que el cáncer de testículo afecta sobre todo a hombres jóvenes, y no hay que dejarse llevar por el miedo o la falta de tiempo para consultar al médico si ha aparecido un bulto en la morfología de tus testículos.

De tal manera que, para acudir a consulta no se debe hacer nada especial, pero debes tratar de mantenerte relajado y conservar la calma. Puedes vaciar la vejiga con anticipación para sentirte un poco más cómodo durante la revisión física, para lo cual el médico te solicitará que retires la ropa y te coloques un bata de hospital.

Tan pronto como inicie el examen realizado por tu médico, es posible que experimentes algunas molestias leves si ya existe alguna enfermedad en los testículos, que duelan o estén hinchados.

Por otro lado, es posible que al tocar la zona genital tu cuerpo reaccione y se produzca una erección; una reacción completamente normal que el médico conoce mejor que cualquiera; por lo que no debes sentirte avergonzado.

Si deseas obtener más información o tienes dudas respecto a un bulto en los testículos, no esperes para solicitar tu próxima cita; contáctanos.

Existen Factores De Riesgo Relacionados Con Enfermedades De La Próstata A Los 40 Años
urologo Mario H.

Dr. Mario Herrera

Urólogo