Agendar cita por video-consulta

¿Cuál es el peligro de los cálculos renales?

PELIGRO DE LOS CÁLCULOS RENALES

La urolitiasis es una condición médica que afecta cerca del 10% de la población mundial; y aunque la mayoría de los casos se resuelven de forma espontánea, el peligro de los cálculos renales para el ser humano es real.

Peligro De Los Cálculos Renales

Las piedras en el riñón y su comportamiento

Antes de presentar alguna manifestación de dolor (lo que para cualquier persona es característica obligada de una piedra en el riñón); probablemente has llegado a producir y expulsar pequeños cálculos sin siquiera notarlo.

También puede que en estos momentos una litiasis de gran tamaño se encuentre alojada en tu cuerpo sin causar dolor; llegando poco a poco a comprometer el correcto funcionamiento del órgano.

En cualquier caso, el comportamiento de los cálculos renales es tan variable como su composición química y morfología.

En consecuencia, los efectos que produce una piedra en el riñón pasan de lo simple a lo complejo y de un dolor temporal a daño permanente cuando no se trata de una manera oportuna y adecuada.

¿Cómo es que los cálculos producen afectación del órgano renal?

Cuando un cálculo de cierto tamaño intenta salir, puede que no logre ser expulsado y quede aferrado a alguna de las paredes del uréter provocando obstrucción.

A partir de ese momento, la retención de orina causa dilatación de la vía urinaria y con ella aparece el terrible cólico nefrítico; un dolor que suele variar su intensidad desde una leve molestia hasta un malestar indescriptible. 

Por otro lado, los cálculos coraliformes son grandes cálculos que van adoptando la forma de las cavidades del riñón silenciosamente; afectando de a poco el funcionamiento del mismo hasta dañarlo por completo. 

También existe un grupo más reducido de casos en los cuales la litiasis se produce por infecciones repetitivas; lo cual puede derivar en una infección agravada (septicemia).

Importancia del diagnóstico y tratamiento de los cálculos renales

En tanto que los cálculos renales pueden ser detectados de forma casual; día a día son más las personas que encuentran en el diagnóstico oportuno una alternativa de tratamiento mucho más efectiva.

De hecho, gracias a la ecografía abdominal es posible detectar las piedras con mayor facilidad; y al practicar un examen de rutina anual, las probabilidades de complicaciones (principalmente en los casos asintomáticos) se reducen en gran medida.

Diagnóstico Y Tratamiento De Los Cálculos Renales

Al mismo tiempo, algunas de las opciones de tratamiento que reducen el peligro de los cálculos renales son:

¿Cuáles son los cuidados que debe seguir el paciente tras recibir tratamiento por piedras en los riñones?

Sin duda, una persona que ha sufrido cálculos renales deberá mantener ciertos cuidados en el futuro para evitar las recaídas (frecuentes en este tipo de casos).

Por esta razón, algunas de las principales recomendaciones son:

  • Consumir entre uno y dos litros de agua diarios para favorecer la producción constante de orina. 
  • Reducir en lo posible el consumo de proteína animal.
  • No contener las ganas de orinar.
  • Practicar alguna actividad física y reducir el sedentarismo.
  • Evitar las infecciones urinarias cuidando la higiene personal y reduciendo el uso de baños públicos.
urologo Mario H.

Dr. Mario Herrera

Urólogo