La incontinencia Urinaria

[DISPLAY_ULTIMATE_SOCIAL_ICONS]

Se caracteriza por la pérdida de la orina, en momentos inesperados, y, sin poder tener el control sobre la situación. En general, existen dos tipos de incontinencia urinaria:

La Primaria

Sucede cuando hay alteraciones en el aparato urinario, en este caso es recomendable realizar una visita al urólogo, ya que este puede ayudarte a encontrar soluciones.

La secundaria

Cuando las pérdidas ocurren por otro tipo de alteraciones como traumatismos, estrés, golpes fuertes, accidentes de tránsito, problemas neurológicos, problemas metabólicos como la diabetes, entre otros.

Erróneamente, la enfermedad es asociada con el acto de “orinarse encima”, aunque no siempre sea este el caso. Si bien se produce de manera involuntaria y no deseada, la descarga de fluidos puede variar de manera significativa dependiendo del caso del paciente y de la manera en la que se está presentando la incontinencia.

Puede ser…

De urgencia: cuando un paciente siente la necesidad de ir al baño frecuentemente pero no es capaz de aguantarse, es decir, sufre pérdidas pequeñas o completas antes de alcanzar el sanitario.

De esfuerzo: se reconoce cuando se produce en simultáneo a un esfuerzo físico, es decir, no hay sensación urinaria fuerte, más la vejiga está llena y se escapa la orina cuando se realiza el “esfuerzo”.

Mixta: es una mezcla de los dos tipos anteriores, cuando se pierde la orina con los esfuerzos y además, se tiene una incapacidad para aguantar las ganas de orinar y se presentan las pérdidas.

Aunque es una causa de mucha angustia y vergüenza, no debemos olvidar, que, es un problema común, que puede tratarse y hablarse en confianza con un médico. La urgencia miccional puede ser tratada de muchas formas diferente, para saber cuál es la correcta para usted, busque ayuda de manera inmediata. Si tiene síntomas de incontinencia urinaria o molestias en el aparato urinario, consulte a su médico de cabecera, médico general o urólogo.

Artículos Relacionados: