Agendar cita por video-consulta

¿Qué es un estudio urodinámico?

Conoce mas sobre el estudio urodinámico

Así como las pruebas de laboratorio pueden arrojar resultados respecto a la composición química de la orina e indicar algunas situaciones de alerta; existe otro tipo de pruebas que pueden proveer resultados precisos desde el punto de vista funcional de cada órgano.

En este sentido, el estudio urodinámico o urodinamia es una prueba que sirve para registrar el comportamiento de la vejiga; midiendo las presiones internas, abdominales y del esfínter para analizar su comportamiento tanto en la fase de llenado como de vaciado.

Como resultado de estas mediciones se obtiene una serie de valores que son analizados por el especialista; permitiéndole determinar posibles alteraciones en el paciente, que pueden provocar cambios en la normalidad de su micción. 

Por consiguiente, los resultados que se obtienen de este análisis arrojan datos precisos que ayudan a confirmar las alteraciones presentes en la función de vejiga y/o esfínteres; haciendo posible establecer un tratamiento acorde a los hallazgos.

¿Qué es un estudio urodinámico?

¿Cuándo se solicita la aplicación de un estudio urodinámico?

Tan pronto como se presente alguno de los siguientes problemas:

  • Incontinencia urinaria en el hombre o la mujer.
  • Sensación de dolor al orinar.
  • Alteraciones en la próstata.
  • Obstrucción en vías urinarias.
  • Preoperatorio de prolapso uterino u otras afecciones urológicas.

¿Cuál es el procedimiento para llevar a cabo un estudio urodinámico?

En primer lugar, se debe tener en cuenta que se trata de una prueba sencilla que no resulta dolorosa más allá de las molestias al momento de introducirse las sondas (para lo cual se emplea un lubricante especial con anestesia local).

A partir de la llegada del paciente y una vez colocados los primeros electrodos (previo a la introducción de las sondas en uretra y recto), se inicia con una primera micción en un recipiente especial llamado flujómetro.

Luego de esto, se introduce suero fisiológico estéril a la vejiga, mientras se solicita al paciente que haga presión en el abdomen e indique cuando vaya presentando ganas de orinar, las cuales se irán incrementando, hasta llegar al punto que no resulte posible contenerlas.

Asimismo, en la medida que esto ocurre se va generando el registro de las presiones que se producen; tratando además de inducir el problema que ha presentado previamente el paciente y que es causa de la aplicación del estudio.

Por último, se solicitará volver a orinar en el flujómetro antes de finalmente retirar los catéteres y dar por culminado el estudio; logrando completar el procedimiento completo en un tiempo de aproximadamente 45 – 60 minutos.

A pesar de tratarse de una prueba bastante sencilla que por lo general no produce ningún efecto secundario, el especialista puede indicar algún antibiótico para evitar infecciones; mientras que las molestias que se presenten (alguna sensación de ardor o necesidad de orinar) deberán desaparecer en un par de horas.

¿Qué preparación previa debo tener en cuenta a la hora de practicarme un estudio urodinámico?

Básicamente, el especialista indicará cualquier consideración adicional que considere necesaria según el caso; sin embargo, las generalidades son:

  • Asistir con ganas de orinar (siempre y cuando sea posible).
  • Presentar cualquier otro resultado de pruebas previas que hayan sido solicitadas por su médico tratante; así como también cualquier registro miccional que haya sido requerido.
  • Debe comer normalmente para asegurar la óptima realización del estudio (salvo aquellos casos que ameriten alguna indicación médica particular).
  • En caso de estar recibiendo algún tipo de medicación, es importante hacerlo del conocimiento del médico antes de practicarse el examen.

Preparación para el estudio urodinámico

¿Por qué es importante la urodinamia?

Indiscutiblemente debe adelantarse.

En primer lugar, si tienes uno a tres familiares que han desarrollado por ejemplo, cáncer de próstata; por supuesto que este indicador se convierte en un factor de riesgo para ti y otros miembros de la familia (lo cual no quiere decir que necesariamente van a desarrollar la enfermedad).

Por otra parte, si además estos casos familiares recibieron su diagnóstico de cáncer a temprana edad; todos los integrantes de esa familia deben adelantar sus chequeos de rutina a partir de los 35 años aproximadamente