mostbet casino1win slotmosbet indiamosbet1winpin up1 win kzpin up kzpinup1win aviatormostbet casino kz1win aviatormosbetmostbet1 win casino4rabet loginaviatorpin-upmostbet online1 win kzlucky jetmosbet aviatorlucky jet onlinemostbetparimatchpin up betlacky jetlucky jet onlineparimatch4rabet india1win aviator1 win azpin-up kzonewin casino1win lucky jetmostbet kz1win slotmosbet indiamosbet casino4rabet bangladeshpinup1win online4rabet pakistanmosbet casinolucyjetpinup casinoaviator1winmostbet казиноpinuppinap

Agendar cita por video-consulta

Vejiga neurogénica: causas, síntomas y tratamiento

La vejiga neurogénica es un problema del sistema nervioso que afecta la vejiga. Puede causar incontinencia o retención de orina. Esto sucede por lesiones en la médula espinal, enfermedades neurológicas o problemas al nacer.

Si tienes escapes de orina, ganas constantes de ir al baño o infecciones urinarias a menudo, busca ayuda médica. Es crucial para un diagnóstico y tratamiento precisos.

Existen dos tipos de vejiga neurogénica: flácida y espástica. Se diferencian por el daño en el sistema nervioso. Ambas afectan tu vida diaria y aumentan el riesgo de problemas graves si no se tratan. En este artículo, aprenderemos más sobre estas variedades, incluidas las causas, síntomas y tratamientos. Te daremos la información necesaria para lidiar con esta condición y encontrar el apoyo médico que necesitas.

¿Qué es la vejiga neurogénica?

La vejiga neurogénica es cuando los daños en los nervios impiden controlar la vejiga. Esto afecta cómo orinamos y puede causar incontinencia.

Definición de vejiga neurogénica

La vejiga neurogénica ocurre por problemas en los nervios que controlan la micción. Puede ser causada por distintas enfermedades neurológicas como la esclerosis múltiple o lesiones de la médula.

Tipos de disfunción neurógena de la vejiga

Hay dos tipos principales de esta afección:

  1. Vejiga hiperactiva: Significa que sientes que necesitas orinar mucho. Los músculos de la vejiga se contraen sin control y puede haber fugas de orina.
  2. Vejiga hipoactiva: En cambio, en este tipo la vejiga no se vacía bien. Esto puede llevar a tener orina retenida y más riesgo de infecciones.

Algunas personas pueden tener síntomas de ambos tipos, esta se llama forma mixta. Es más frecuente en quienes padecen esclerosis múltiple o lesiones graves de la médula.

Tipo de disfunción Síntomas Causas comunes
Vejiga hiperactiva Necesidad repentina o frecuente de orinar, incontinencia Daño al cerebro o a la médula espinal, accidentes cerebrovasculares, etc.
Vejiga hipoactiva Dificultad para sentir cuando la vejiga está llena, retención urinaria Daño a los nervios, obstrucciones, neuropatía diabética, etc.
Forma mixta Combinación de síntomas de vejiga hiperactiva e hipoactiva Esclerosis múltiple, lesiones de la médula espinal

Cada tipo de vejiga neurogénica tiene sus propios síntomas. Trabajar con el equipo médico es la clave para encontrar el tratamiento adecuado. Mejora tu calidad de vida al cuidarte con un plan hecho a tu medida.

Qué Es La Vejiga Neurogénica

Qué Es La Vejiga Neurogénica

Causas de la vejiga neurogénica

La vejiga neurogénica proviene de condiciones que impactan el sistema nervioso. Esto puede ser por problemas en el sistema nervioso central o periférico. Entre las causas principales están la diabetes y lesiones en la médula espinal. También la esclerosis múltiple y la enfermedad de Parkinson.

La diabetes puede dañar los nervios de la vejiga. Esto desencadena una neuropatía diabética y dificultades en su control. Las lesiones en la médula, debidas a accidentes o por afecciones como la espina bífida, pueden interferir en la comunicación entre el cerebro y la vejiga.

La esclerosis múltiple es una enfermedad autoinmune que afecta el sistema nervioso central. Ataca las áreas que regulan la vejiga. Por otro lado, en la enfermedad de Parkinson, los nervios para el movimiento y la vejiga pueden verse afectados, originando una vejiga neurogénica.

Causas del Sistema Nervioso Central Causas del Sistema Nervioso Periférico
  • Accidentes cerebrovasculares
  • Lesiones medulares
  • Meningomielocele
  • Esclerosis lateral amiotrófica
  • Enfermedad de Parkinson
  • Esclerosis múltiple
  • Neuropatía diabética
  • Neuropatía alcohólica
  • Deficiencia de vitamina B12
  • Hernias de disco
  • Daños por cirugías pélvicas

Otras causas de la vejiga neurogénica son:

  • Tumores del sistema nervioso central
  • Disfunción eréctil
  • Enfermedad de Alzheimer
  • Poliomielitis
  • Defectos congénitos de la médula espinal
  • Traumatismos y accidentes
  • Envenenamiento por metales pesados como el mercurio

Si crees que podrías tener vejiga neurogénica, consulta a un médico inmediatamente. Un diagnóstico correcto y un plan de tratamiento son vitales. Tratar las causas subyacentes junto con el cuidado de un equipo médico puede mejorar los síntomas y tu calidad de vida.

Síntomas de la vejiga neurogénica

Los síntomas varían según la disfunción neurógena. La urgencia y necesidad de orinar, incontinencia, chorro débil y orinar frecuentemente son comunes. Veamos cómo se manifiestan en la vejiga hiperactiva y hipoactiva.

Síntomas de la vejiga hiperactiva

La vejiga hiperactiva es conocida como espástica o hiperreflexiva. Los síntomas típicos incluyen:

  • Necesidad urgente de orinar
  • Incontinencia
  • Micción frecuente
  • Orinar varias veces en la noche (nicturia)
  • Espasmos o contracciones de la vejiga

Síntomas de la vejiga hipoactiva

La vejiga hipoactiva presenta síntomas opuestos. Es decir, vejiga flácida o hipotónica. Estos son:

  • Chorro débil o goteo
  • Dificultad para orinar
  • La sensación de que no se vacía completamente
  • Falta de control de la micción
  • Dolor al orinar

Además de estos síntomas específicos, hay otros generales. Algunos de estos son:

Síntoma Descripción
Infecciones del tracto urinario La retención urinaria y el llenado incompleto aumentan el riesgo de infecciones.
Poca orina en la micción El problema neurógeno puede hacer que la vejiga no almacene ni libere bien la orina.
Vejiga llena sin sentirlo Las enfermedades neurológicas pueden hacer que no sientas cuando la vejiga está llena.
Cálculos en los riñones El no orinar bien y tener infecciones incrementa la posibilidad de tener cálculos.

Es vital entender estos síntomas. Hay que buscar ayuda médica para prevenir problemas y mejorar la vida.

Causas De La Vejiga Neurogénica

Causas De La Vejiga Neurogénica

Complicaciones de la vejiga neurogénica

La vejiga neurogénica trae problemas que afectan mucho la vida diaria de quienes la sufren. Su dificultad principal es el control al orinar. Esto puede llevar a no poder retener la orina o a orinar sin querer.

Veamos las complicaciones más comunes de esta condición.

Infecciones del tracto urinario

Entre las personas con vejiga neurogénica, las infecciones urinarias son comunes. Esto sucede porque la vejiga no se vacía del todo. Así, la orina que queda puede causar crecimiento de bacterias y provocar infecciones.

Usar sondas aumenta el riesgo de infección. Los síntomas de una infección pueden ser fiebre, dolor en el orinar, aumentar el deseo de orinar, y ver la orina distinta.

Daño a los riñones

El reflujo vesicouretral es peligroso para los riñones. Puede dañarlos y a largo plazo causar insuficiencia renal. Además, la presión alta en la vejiga por no orinar bien puede hacer que los uréteres y los riñones se inflamen, lo que se llama hidronefrosis.

Si no se trata, esto puede hacer que los riñones dejen de funcionar bien.

Cálculos renales

Los cálculos, o piedras en los riñones, también son comunes. Se forman por la cristalización de sustancias en la orina. La falta de orinar y las infecciones urinarias hacen más probable tener cálculos.

El dolor puede ser fuerte y hay síntomas como náuseas, vómitos y ver sangre en la orina. A veces, estos cálculos pueden bloquear el paso de la orina, necesitando ayuda médica de inmediato.

Complicación Causas Síntomas
Infecciones del tracto urinario Vaciado vesical incompleto, uso de sondas permanentes Fiebre, dolor al orinar, aumento de la frecuencia urinaria, orina turbia o con mal olor
Daño a los riñones Reflujo vesicouretral, presión elevada en la vejiga Hipertensión arterial, edema, fatiga, náuseas, hematuria
Cálculos renales Retención de urina, infecciones de la vía urinaria Dolor fuerte en espalda o costado, náuseas, vómitos, sangre en la orina

Además de lo anterior, quienes tienen vejiga neurogénica pueden experimentar disreflexia autónoma. Es una respuesta exagerada del sistema nervioso simpático que puede causar problemas como hipertensión y bradicardia.

Es vital que quien tenga esta condición vaya al médico seguido y tome precauciones. Usar una sonda de manera intermitente y tener buena higiene ayuda a evitar las complicaciones y vivir mejor.

Diagnóstico de la vejiga neurogénica

Diagnosticar la vejiga neurogénica implica examinar el sistema nervioso, incluyendo el cerebro, y la vejiga. El proceso inicia con un examen físico y una revisión del historial médico. Esto ayuda al médico a entender tu condición y a planificar los siguientes pasos.

Examen físico e historia médica

En el examen físico, el médico se enfoca en tu función neurológica. Aprende sobre síntomas, cómo orinas y condiciones médicas previas. Todo esto guía hacia el diagnóstico de la vejiga neurogénica.

Pruebas de diagnóstico

Además del examen físico y el historial, se realizan pruebas para confirmar el diagnóstico y medir la disfunción. Estas incluyen:

  • Rayos X del cráneo y columna para ver si hay lesiones que afecten tu vejiga.
  • Electroencefalograma (EEG) para verificar si hay problemas neurológicos detrás de tu condición.
  • Imágenes de la vejiga, como cistografía, para ver su estructura y funcionamiento.
  • Pruebas de urodinamia, que miden la capacidad de la vejiga y observan su vaciado.
  • Cistoscopia, para examinar la vejiga y la uretra de cerca.

La información de estas pruebas y tu historial combina para el diagnóstico final. Un diagnóstico temprano ayuda a evitar complicaciones y mejora tu vida.

Tratamiento de la vejiga neurogénica

Tu médico decidirá cómo tratar tu vejiga neurogénica. Mirará tu edad, salud general y más. También considerará la causa de los síntomas y cuánto puedes tomar ciertos medicamentos o terapias.

Hay varias formas de tratarla. Una opción es usar un catéter para vaciar la vejiga. Otra es tomar ciertos fármacos para relajarla. Algunos pacientes podrían necesitar cirugía. Esto para mejorar o controlar su condición.

También pueden sugerirte cambios en tu vida diaria:

Cambio en el estilo de vida Beneficio
Beber menos líquidos Reduce la frecuencia de ir al baño
Modificar la dieta No comer ni beber cosas que irriten la vejiga
Hacer ejercicio regularmente Fortalece los músculos de tu pelvis

El tratamiento varía según el tipo de problema. Si la vejiga trabaja mucho, buscan parar ese exceso para que se llene más. Si funciona poco, trabajan en hacer que se vacíe bien.

Seguir las recomendaciones del médico es clave. Así, se puede mejorar mucho la calidad de vida. Recuerda, cada caso es distinto. Por eso, el tratamiento se ajusta a lo que necesitas para estar mejor.

Complicaciones De La Vejiga Neurogénica

Complicaciones De La Vejiga Neurogénica

Manejo de la vejiga neurogénica y mejora de la calidad de vida

El tratamiento de la vejiga neurogénica es un proceso complejo. Requiere una mezcla de medicamentos, ejercicios y apoyo emocional. Trabajar de cerca con tu equipo médico es esencial. Juntos, diseñarán un plan que se ajuste a tus síntomas y necesidades.

A parte de tomar medicamentos, lo ideal es hacer ejercicios de vejiga. Esto incluye aprender a ir al baño en ciertos momentos y fortalecer los músculos del suelo pélvico. Esto mejora tu habilidad para controlar tu vejiga y disminuir los accidentes.

La buena vida es uno de los puntos clave en vivir con esta enfermedad. Estudios muestran que problemas de vejiga e intestino afectan mucho la vida de quien los padece. Encontrar apoyo en grupos o terapias te puede ayudar a enfrentar el reto emocional. Es importante recordar que siempre hay ayuda disponible.

Con el cuidado correcto, muchas personas superan la vejiga neurogénica y siguen una vida activa. Es vital trabajar en equipo con tu médico para mejorar siempre. Si notas síntomas graves como problemas renales o infecciones recurrentes, no dudes en buscar ayuda médica. Mantén la esperanza de vivir bien.

FAQ

¿QUÉ ES LA VEJIGA NEUROGÉNICA?

La vejiga neurogénica se da cuando hay un problema nervioso que altera el control sobre la micción. Hay dos tipos: uno, que te hace ir al baño muchas veces y no puedes evitar ir (hiperactiva); y otro, en el que sientes que tu vejiga está llena pero cuesta orinar (hipoactiva).

¿CUÁLES SON LAS CAUSAS DE LA VEJIGA NEUROGÉNICA?

Este problema puede ser causado por daños en el cerebro, la médula espinal o enfermedades como la esclerosis múltiple. También por problemas en los nervios que van a la vejiga (por diabetes, por ejemplo) o por varias de estas causas juntas. Factores como defectos de nacimiento o ciertos envenenamientos también pueden llevar a la vejiga neurogénica.

¿CUÁLES SON LOS SÍNTOMAS DE LA VEJIGA NEUROGÉNICA?

Quienes la padecen pueden sentir muchas ganas de orinar en poco tiempo o no poder controlar cuándo lo hacen. Otros signos son orinar muy poco, sentir que tu orina es débil o no notar cuando tu vejiga está llena. Encima, pueden tener infecciones urinarias a menudo o piedras en los riñones.

¿QUÉ COMPLICACIONES PUEDE CAUSAR LA VEJIGA NEUROGÉNICA?

Si no se trata, este problema puede llevar a infecciones urinarias graves, dañar los riñones, formar piedras en ellos o causar problemas de sensibilidad. En lesiones en la médula espinal, por ejemplo, se puede presentar un riesgo mayor.

¿CÓMO SE DIAGNOSTICA LA VEJIGA NEUROGÉNICA?

El diagnóstico pasa por un examen físico y conocer tu historial de salud. Se hacen pruebas como radiografías, EEG o se miran la vejiga y los uréteres con cámaras especializadas. También pueden poner una cámara finita por donde orinas para ver más afondo cómo funciona tu vejiga.

¿CUÁLES SON LAS OPCIONES DE TRATAMIENTO PARA LA VEJIGA NEUROGÉNICA?

Tratarla puede implicar usar un catéter para vaciar la vejiga, tomar antibióticos para prevenir infecciones, o medicamentos que ayuden a controlar la vejiga. Hay opciones más avanzadas como poner un dispositivo para ayudar a cerrar la vejiga o cirugías. Siempre será tu médico quien decida qué es lo mejor para ti.

¿CÓMO SE PUEDE MEJORAR LA CALIDAD DE VIDA CON VEJIGA NEUROGÉNICA?

Para una mejor vida con este trastorno, es clave un trabajo en equipo: médicos, entrenadores en cuidado urinario y apoyo de grupos de personas en tu misma situación. Con el tratamiento correcto y el apoyo emocional adecuado, es posible vivir de manera plena y activa.

urologo Mario H.

Dr. Mario Herrera

Urólogo