Agendar cita por video-consulta

Perlas en el pene; mitos y verdades

Las perlas en el pene son una práctica antigua de origen incierto, que ha vuelto a ser tendencia entre las generaciones más jóvenes.

Qué Es El Pearling O Perlas En El Pene

¿Qué es el pearling o perlas en el pene?

Antes que nada, se trata de un procedimiento quirúrgico que data de algún tiempo atrás; siendo su origen un tema de debate, ya que algunos lo han mencionado como invento cubano, mientras otros lo vinculan con los países asiáticos.

En esencia, el pearling es una práctica que consiste en hacer pequeñas incisiones en la piel del pene, para luego introducir perlas u objetos similares a través de ella. Con esto se consigue deformar un poco el cuerpo del pene; obteniéndose una forma irregular específica.

Básicamente, la finalidad de modificar el cuerpo con las perlas en el pene es proporcionar un mayor placer sexual a la pareja; colocando implantes subdérmicos distribuidos en puntos específicos (lo más común es a lo largo de la parte superior del cuerpo del pene).

¿Realmente funciona el pearling?

No existe evidencia científica que avale la efectividad de las perlas en el pene como método para aumentar el placer sexual. Sin embargo, algunas parejas se muestran muy complacidas con los resultados; señalando que existe un antes y un después en su concepción orgásmica.

Por el contrario, otro grupo de parejas ha manifestado su descontento al experimentar temor, incertidumbre, e incluso relaciones dolorosas, entre quienes a pesar de todo, se animaron a probar el pearling.

En opinión de algunos especialistas en sexualidad, la efectividad de la perla es un asunto más psicológico que físico; señalando que hay mucho de convencimiento personal en la experiencia (positiva o negativa) que se viva durante el coito.

¿Existen riesgos al ponerse perlas en el pene?

Indiscutiblemente, la colocación de un cuerpo extraño por debajo de la piel implica diferentes riesgos; y la perla no es la excepción. Algunos de los problemas que pueden presentarse son:

=

Rechazo del material del implante

Aunque se dice que las perlas fueron el primer objeto utilizado para tal fin; en realidad hoy se hacen implantes con diversos materiales (silicón, acero inoxidable y titanio, por mencionar algunos). Si bien se trata de productos biocompatibles; no todas las personas los toleran bien.

=

Sangrado, infección o pérdida de sensibilidad

Estos son algunos de los riesgos potenciales que implica cualquier cirugía. No obstante, al introducir un agente externo que no se manipula de forma correcta o tocar algún vaso sanguíneo o nervio de esta delicada zona; las consecuencias pueden ser bien complejas.

=

Condiciones de salubridad deficientes

Obviamente se trata de un procedimiento quirúrgico que debe ser realizado por profesionales de la salud (algo que no está ocurriendo en la mayoría de los casos). Este puede convertirse en el principal riesgo, si decides ponerte en manos de personas inexpertas.

=

Desplazamiento del implante

Una vez colocada la perla, se debe respetar un tiempo de recuperación para que la cicatrización se complete de la manera correcta. En caso que esto no ocurra, la pieza puede moverse hasta una posición que no es la deseada.

Existen Riesgos Al Ponerse Perlas En El Pene

Finalmente, es importante que sepas que una infección severa en el pene, puede provocar consecuencias graves para la salud; llegando incluso a la necesidad de amputar el miembro.

Es por ello que antes de tomar la decisión de colocar perlas en el pene, debes investigar, preguntar y aclarar tus dudas en relación al procedimiento; información que no debes obtener de internet o las fantásticas historias de un amigo.

Evidentemente la orientación que pueda dar un profesional especializado, no solo te ayudará a disipar las dudas en relación a la colocación del implante; sino que podrá hablarte de forma objetiva sobre la efectividad, ventajas y desventajas de este método.

Asimismo, también es posible que tu médico te oriente con otras técnicas que puedes emplear para hacer tus encuentros más satisfactorios; todo es cuestión de acudir a la persona correcta y confiar en su buen criterio médico.

urologo Mario H.

Dr. Mario Herrera

Urólogo